VISUAL THINKING: EL CONOCIMIENTO DE FORMA VISUAL

//VISUAL THINKING: EL CONOCIMIENTO DE FORMA VISUAL

VISUAL THINKING: EL CONOCIMIENTO DE FORMA VISUAL

Espera que te lo dibujo…

A veces estamos explicando algo y, ya sea porque nosotros no sabemos explicarlo para que se entienda, o porque el interlocutor no es capaz de imaginarlo, optamos por dibujar-lo. De esta manera enseguida llegamos a un entendimiento por ambas partes. 

El visual thinking es una metodología que representa las ideas por medio de dibujos y notas que ayudan a la persona a retener mejor esta información. 

Visual Thinking significa “aprovechar la capacidad innata para descubrir ideas que de otro modo serían invisibles, desarrollarlas rápida e intuitivamente y luego compartirlas con otras personas de manera que puedan entenderlas de forma inmediata. No existe mejor forma de constatar que realmente sabemos algo que dibujándolo”

Dan Roam, 2010

Así, el visual thinking consiste en dibujar nuestras ideas para ayudarnos a comunicar, utilizando tanto el dibujo, cómo tipografias variadas (lettering) y recursos como flechas, viñetas, iconos…

Según algunos estudios y autores, entre el el 75% y el 90% de la información que llega a nuestro cerebro, lo hace a través de la vista, y solo el 10%-25% restante lo haría a través de nuestros otros sentidos (olfato, gusto, tacto y oído).
La información visual es procesada por el cerebro 60 mil veces más rápido que el texto, así que esta metodología es perfecta como recurso en nuestras acciones formativas tanto presenciales como online. 

La actividad visual y artística juegan un papel básico en la enseñanza.

Ya sea usando el visual thinking para dar los contenidos a los alumnos, o como herramienta para que los alumnos saquen sus conclusiones y organicen la información, sus ventajas son claras: 

  • Mejora la memoria y la retención de los conceptos
  • Ayuda a organizar ideas
  • Promueve la reflexión enriqueciendo el aprendizaje
  • Facilita el aprendizaje a personas con capacidades lectoras mínimas
  • Se puede combinar con cualquier otra metodología

Somos fans de esta herramienta, porque no solo nos ayuda en los proyectos elearning, sino que nos ayuda en nuestras tareas de marketing y comunicación, porque: el contenido no se escribe, el contenido se debe diseñar. Y es en este proceso cuando realmente aprendemos y desarrollamos nuestras ideas, y así conocemos mejor lo que queremos transmitir.   

El proceso (explicado en uno de los libros de Dan Roam) se basa en 4 etapas: mirar, ver, imaginar y mostrar.  

Mirar: Observar la información para entenderla. 

Ver: Recopilamos y agrupamos aquello que nos interesa.

Imaginar: Interpretar la información que tenemos. 

Mostrar: plasmar lo que hemos entendido para explicarlo a terceros.  

Nuestro propio caso

Cuando pensábamos cómo explicar nuestro proyecto de salud, nos surgían un sinfín de ideas que debíamos ordenar.
Algunas tenían que ver con las ventajas de la herramienta, otras con las ventajas de la salud en la empresa y otras totalmente distintas como la tecnología utilizada.

Así que cojimos un papel y escribimos en el medio nuestro producto: Empresa saludable. 

A partir de aquí fuimos ordenando cada una de las ideas en una de las 4 esquinas, ordenando el folio según: el porqué de cuidar la salud y las ventajas de aplicar procesos de salud en el trabajo, la IT utilizada, y las ventajas de la APP.

Dibujar todos los conceptos y anotar las palabras clave, nos dió una pista de cómo asociar las ideas.

Finalmente pudimos escribir un guión que dió paso a nuestro vídeo-producto.

Y tu ¿qué opinas? Dejanos tu opinión en nuestras redes sociales.

Os recomendamos

By | 2020-01-30T10:33:28+00:00 enero 30th, 2020|Post|0 Comments

About the Author:

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies